Coge 3 | Colegio Sagrado Corazón
22115
post-template-default,single,single-post,postid-22115,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Colegio Sagrado Corazón

Colegio Sagrado Corazón

Colegio Sagrado Corazón.

Seguimos por A Mariña de Lugo, ayer toco el Colegio Sagrado Corazón de Ribadeo, un cole muy especial, y no solo por que nuestros sobrinos estudien en el, sus profesoras Carmen, Julia, Ana, Valentina, etc son la mayoría amigas y conocidas de muchos años, pero algo muy importante iba pasar, íbamos a limpiar la playa de Los Castros en Ribadeo, mi primera ola fue en esa playa y enfrente esta O Corvo, una de las mejores olas grandes que tenemos en nuestra zona, un lugar que tantas alegrías nos da, un lugar cargado de energía, una energía que nuestros antepasados vieron y construyeron allí un Castro, en definitiva un lugar mágico.

Llegamos al colegio a las 9:30 y los niños ya estaban nerviosos, algún padre, amigo de la infancia nos decía que estaban superemocionados, que pocas veces se habían levantado tan contentos para ir al colegio, iban a la playa…. Llevar a estos niños a esta playa tan significativa en nuestras vidas era muy importante, enclavada en la zona de la Playa de Las Catedrales, tan famosa y que pese a los esfuerzos del Ayuntamiento de Ribadeo y Xunta de Galicia nos la estamos cargando día a día, sin control, miles de personas pasan por ella día a día para conocer sus famosas cuevas y arcos, miles de personas quieren llevarse un recuerdo arrancando rocas o lo que es peor, escribiendo en sus paredes frágiles y que tantos miles de años el mar y el viento ha tardado en esculpir, nosotros con nuestro afán de dejar nuestra huella la estamos destrozando. Pero hoy no vamos hablar de este problema, hoy vamos hablar de plástico, algo que no respeta ni una de las playas más bonitas del mundo, según prensa internacional, la sexta en belleza.

Comenzamos la limpieza a las 10:00 en la playa de Illas, dividiendo los 200 alumnos en dos grupos y con los que pudimos ver el problema de los plásticos y microplásticos, un problema que ya esta en nuestras vidas y que debemos atajar antes de que nuestro mar no pueda tolerar más tanta basura. A veces parece muy alarmista nuestra posición pero los hechos están ahí, solo en media hora llenamos un contenedor amarillo con todo el plástico de esa playa y todavía no habíamos llegado a los Castros, un problema que solo contempla una solución, dejar de consumir plásticos de un solo uso, solo así podremos salvar nuestra naturaleza.

En la playa de Illas pudimos hablar del problema de los microplásticos, pudimos enseñar a los alumnos como las zonas intermareales están llenas de nurdels, las famosas lágrimas de sirena, y es que amigos, el plástico no respeta nada, le da igual que sea una playa remota, una playa paradisiaca, es igual, todas las playas del mundo están contaminadas por plástico y debemos hacer algo.

Luego de Illas fuimos a los Castros, una playa maravillosa a la que se accede por una cueva, muchos niños se emocionaban al entrar en ella, para nosotros es como detener el tiempo, entrar en una burbuja espacio-temporal y que nos transporta a la infancia, pero por desgracia, el plástico también la ha invadido.

Al acabar las limpiezas fuimos al colegio donde impartimos una charla y luego toda la tarde hicimos juego con los monopatines que Miller Division nos ha cedido para esta aventura. Niños sois los mejores, desde Coge3, solo podemos daros las gracias, sois enormes!!!!

No hay comentarios

Post a Comment